Hace unos días, la publicación líder entre los profesionales del mundo del Seguro, realizo una entrevista a nuestro presidente. Es un privilegio para Vélez Ortiz Correduría de Seguros, que dicha publicación, con más de 125 años informando y analizando al sector, conociendo a los profesionales más destacados y con unos 14.000 lectores por edición, contara con nosotros.

Actualidad Aseguradora,  es una revista en el ámbito de los seguros, que se centra en el por qué ha pasado, ofreciendo a los profesionales datos, opiniones y análisis en profundidad para conocer el presente y sobre todo estar preparados para el futuro.

Desde Vélez Ortiz Correduría de Seguros, es un placer ser parte del contenido de la revista de este mes de Noviembre. A continuación, transcribimos el contenido integro de dicho artículo, para que todos nuestros clientes conozcan un poco más sobre Vélez Ortiz, nuestra trayectoria, personal y como nos hemos ido adaptando en estos últimos tiempos.

VÉLEZ ORTIZ Correduría de seguros

Modernidad, amplitud y compromiso

La correduría Vélez Ortiz es una referencia en la localidad murciana de Las Torres de Cotillas. Sus oficinas centrales muestran una imagen moderna y a la vez reflejan la cultura corporativa de una empresa comprometida con el medio ambiente y solidaria, a la par que enfocada en un modelo de negocio muy cercano a las necesidades de sus clientes, respetando la conciliación familiar de sus empleados.

La correduría lleva ya cinco años en el edificio de su actual sede social, unas instalaciones que como se reconoce
“nos aportan mayor amplitud y dinamismo y nos permiten desarrollar los diferentes espacios y departamentos.
La verdad es que, desde que nos instalamos aquí, en el año 2015, todo ha sido positivo, con un crecimiento constante, tanto en nuevos clientes como en personal. El cambio era más que necesario pues las oficinas anteriores eran mucho más pequeñas y obstaculizaban nuestras posibilidades al ir creciendo e incorporando equipos”.

La oficina es totalmente diáfana, lo que facilita al máximo la interacción entre los empleados y la atención personalizada de los clientes. Cuenta con una superficie de 400 metros cuadrados, en los que se distribuyen con holgura hasta 20 puestos de trabajo. Dispone asimismo de despachos independientes para dirección y para los Departamentos de Empresas y de Inversión, así como una sala de formación y una zona de office.

La sala de formación es precisamente uno de los ámbitos más cuidados. Con capacidad para 20 personas, “nos ayuda a poder realizar las formaciones dentro de nuestras instalaciones, con total comodidad y acceso a los medios tecnológicos
necesarios, sin necesidad de desplazarnos. Es clave para mantenernos completamente actualizados en todas las materias, lo que redunda en una buena gestión y mayor actividad comercial”, se destaca.

La plantilla está integrada en la actualidad por 18 personas, todas ellas, se remarca, “con muchos años de experiencia en el sector”. Aunque la mayoría presta sus servicios en la sede central, en Las Torres de Cotillas, la empresa suma también oficinas en Molina de Segura, Yecla y Lorca. A ello se añaden varios colaboradores en la Región de Murcia
y Adyacentes. Todos ellos se benefician de una cultura corporativa que apuesta por la conciliación familiar, la flexibilidad de horario, el teletrabajo en momentos determinados y el reparto de beneficios por objetivos, junto a otros beneficios.

EXITOSA ADAPTACIÓN

La correduría trabaja con la plataforma de gestión Ebroker, Outlook 365 en todas sus aplicaciones y servicios, omnicanalidad en redes, web, app Vélez Ortiz, …

¿Cómo ha afrontado la firma la situación provocada por la Covid-19?
Según se reconoce, “en este año tan complicado, hemos tenido que realizar una gran adaptación tanto tecnológicamente como en nuestra forma de trabajar. Y la verdad es que nos hemos llevado una grata sorpresa porque hemos podido funcionar casi con total normalidad, aunque no hayamos podido ir físicamente a la oficina”.

Y ello además sin impacto directo en la forma de interactuar con los clientes, aunque, se constata, “ahora vienen menos en persona a la oficina. Hoy es más usual hacer todo a través de email o teléfono, pero, por supuesto, manteniendo siempre el mismo nivel de servicio y de velocidad de respuesta a las posibles necesidades de los clientes que nos ha caracterizado desde los orígenes”.